Vera.

  “Viví junto a mis amigos tanto tiempo que, cuando crecimos y nos empezamos a separar, me tuve que enfocar en algo más y así conocí la música. Recuerdo todo lo que me llevó hasta estar acá. Empecé a ir a eventos y así salí de mi zona de confort. La primera vez que estuve,…

Ximena.

“Tenía 16 cuando ‘debía’ escoger a qué me iba a dedicar el resto de mi vida y la verdad no tenía idea, quizá algo relacionado a letras sería lo mejor. Un día tenía mil sugerencias en la cabeza y otro ya estaba culminando la carrera de Administración Hotelera.

Ambrine.

“Estoy escribiendo un artículo sobre una mujer transexual de Bogotá. Una DJ hardcore: Lady Zunga, que hacía BDSM y fiestas increíbles con música hermosa.

Pompidou.

– Centre Pompidou, Place Georges-Pompidou, France –

Dara.

“Fue frustrante cuando estaba caminando por una calle sola, yendo a cualquier sitio, y un taxista como que empezó a ‘caminar’ conmigo. Comenzó a perseguirme y a decirme cosas.

Ale.

“Tengo una marca de ropa [@ulaula.pe], que es en realidad un hobby. Siempre veía cosas en Pinterest que me gustaban, pero me daba cólera pagar mucho para que vengan. ¡Para traer una almohada costaba la vida!

Lamell.

“He estado en Perú ya 5 meses con 0 dólares. Así que, si quieres viajar, es súper posible hacerlo sin plata. Solo tienes que hacer amigos, conectarte con la gente correcta. Tienen que dejar de ser flojos y solo vivir la vida. ¡Salir y hacer algo!”⠀

Ana Karina.

“Creo que se trata de vivir y amar, así es como vivo; pero justo ahora decidí volver a volar y me siento como siempre… increíble”.

César.

“Mi tema con la muerte es que la pude vivir desde pequeño con la historia de mi familia.

Gaba y Bambo.

“Gabriela y yo nos conocimos porque ella era la única chica que estaba en el business de la publicidad cuando la mayoría eran un poco chibolos que querían ser directores de arte.

Paul.

1. ¿Lo que más te gusta de ti? Mi sonrisa. Creo que es algo me identifica y, además, me ayuda a expresarme. De alguna manera, regalarle una sonrisa a un amigo, familiar o incluso a un desconocido cuando más lo necesita es un sentimiento bonito.