Después de la fiesta

Si lo pienso bien, puedo contar con los dedos de las manos
a la gente que se me hace fácil capturar.
Son de esos pokémones que no se resisten.
Es una suerte de imantismo entre cámara-persona.
Estos seres suelen tener los ángulos correctos en cada ángulo incorrecto.
No importa qué tan temprano se hayan despertado
o que tan sucios y apestosos estén hoy.
Siempre encuentran la manera de robarle
la hermosura al ambiente y metérsela por los ojos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s