Peluquerías.

Había olvidado postear este cambio luego es esta decisión.

No se me pasa por la cabeza ir a un lugar súper caro a hacerme los cortes de cabello, porque sé que me verán hasta la raíz de la raíz. Siento que me van a criticar, que se van a espantar de mi pelo, que me van a regresar a mi casa por atreverme a aparecer con semejante enredadera. Me entran los nervios. ¿Y si me obligan a tomar tchía? Ok, solo estoy jodiendo.

Tengo tres peluquerías por mi casa. 3, 6 y 9 soles.
Así que fui a raparme cruzando la pista, donde nadie me haría preguntas como cómo conseguí un arbusto tan frondoso en la cabeza. Créanlo o no: terminé contenta.
Me había evitado las reprimendas sobre mi descuido peludo… Por poco.
Me atreví a preguntar si hacían las californianas para saber, para pensarlas, para animarme.
Y todo se desmoronó. Me miraron con cara de ‘¿no sabes que ya pasaron de moda?’
Do’h!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s