El arte de sobrevivir

Me había ido a caminar con la soledad y encontré un compañero. Uno de esos que mira los gatos pasar y analiza a cada persona del paradero. Lo encontré y lo miré de lejos. Su manera de estar des-acompañado me resultaba muy singular. Estaba solo, pero con todo a la vez. No le faltaba nada. Las energías las tomaba del caminar de las personas y del sonido de su suspirar.

Cuando me descubrió mirándolo, me llamó con el dedo. Me senté a su lado y desaparecí con él. Me llevó a este descampado donde aprendí a ver las cosas como no son y entendí cómo, luego de tanto tiempo de haber estado solo, él solo existía para que yo lo encontrara y me pudiera enseñar el arte de sobrevivir.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s