Él.

44865903_502859086863306_6497280505090670592_n.jpg

Él la repasó calata de pies a cabeza,
como sacándole una foto al momento que sabía que nunca se iba a repetir.

Ella, con roche, pidió usar el baño antes de dejar la casa. Como siempre, mantuvo su personalidad callada porque nunca supo cómo comunicarse con él sin comunicar demasiado.

Antes de abrir la puerta, él le pidió que no lo dejara. Le dijo que la extrañaba y le estampó un beso que tenía todas las de convertirse en el 4to round de la mañana. Y, aunque ella salió de allí pensando que todo era floro, meses después deseó que esas últimas palabras hubiesen sido verdad: estaba caminando en tacos por su casa de madrugada. Con los pies hinchados y el alma triste, no deseaba nada más que meterese a esa cama ajena tan familiar para cantarle, debajo de las mantas, que ella sí lo extrañó y que sabía que lo seguiría haciendo quién sabe por cuánto tiempo.

 [Léase con la voz de Darín] 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s