Fideos.

Me gusta cortar tomates para hacer fideos, acabar con el último resquicio de Coca Cola de la refri y echarle el último cuarto de botella de ron que tan celosamente mantengo escondida tras la botella de whisky que sí me salió cara.